Home » Default » Cómo aprender a controlar los celos

Cómo aprender a controlar los celos

Los celos solo nos traen problemas. Eso lo sabemos todos y sin embargo no sabemos cómo frenarlos. Al principio de una relación cuando todavía no tenemos mucha confianza con la otra persona pueden llegar a ser comprensibles, e incluso con el paso del tiempo en su justa medida pueden llegar a ser hasta graciosos. Al fin y al cabo los celos aparecen cuando recibimos una señal de alerta en la que podríamos perder a la otra persona. Pero también pueden ser un gran obstáculo en nuestra relación. Si no sabemos controlarlos y dejamos que vayan a más los celos podrían convertirse en enfermizos y acabar destruyendo todo lo que habíamos conseguido construir con nuestra pareja. Y es que cuando perdemos el control de nuestros celos acabamos viendo cosas donde no las hay y cohartando su libertad.

¿Por qué tenemos celos?

  1. Porque somos inseguros: La falta de seguridad en uno mismo hace que desconfiemos de los sentimientos de la otra persona. Por ello tenemos miedo a que pueda olvidarnos, cansarse de nosotros o cambiarnos por otra persona a la primera de cambio.
  2. Por malas experiencias: Pese a que sintamos que en nuestra nueva pareja podemos depositar toda nuestra confianza, todavía no hemos superado una traición anterior. Creemos que si le dimos toda la confianza a nuestra anterior pareja y nos falló cualquiera podría volver a fallarnos y pagamos los platos rotos con quien no debemos.
  3. Por nuestro entorno: Ya sea familiar o con nuestros amigos, tener un entorno que desproblematiza los celos y los ve normales por desmedidos que sean hace que no seamos tan conscientes del problema que suponen y nos creemos con razón para actuar así.
  4. Porque creemos que nuestra pareja es de nuestra propiedad: Muchas veces los celos están relacionados con un sentimiento de posesión. Pero, tu pareja no te pertenece. Si está contigo es porque quiere y si no quisiera estarlo no podrías hacer nada para impedírselo.

Cómo controlar los celos

  • Trabaja tu confianza: Empieza a valorarte. Este será un trabajo que deberás realizar junto a tu pareja. Si te ayuda a comprender por qué quiere estar contigo y qué cualidades le atraen de ti te será más fácil creer en ti mismo.
  • Dale espacio: A causa de tus celos tu pareja podría sentirse cohibida y esto acabará por cansarla. Debes tener claro que el amor no se trata de atar en corto a la otra persona, sino de dejarla volar y que aun así quiera volver contigo.
  • Separa realidad de ficción: En cuanto aparezcan pensamientos negativos deberás trabajar en alejarlos rápidamente antes de que empieces con las falsas especulaciones. De lo contrario te sumergirás tanto en tus celos que no serás capaz de ser objetivo.
  • Consulta un especialista: Si tus celos te han llevado a agredir psicológica o físicamente a tu pareja debes acudir a un especialista que te ayude a superarlos. Quizás creas que la amas pero no estás más destrozando vuestras vidas. Las agresiones nunca están justificadas.