miscelaneo

Consejos para comprar un vehículo de segunda mano

En el momento en el quieran adquirir un vehículo de segunda mano de una persona particular, existen muchos aspectos que se deben tener en cuenta, ya que debemos asegurarnos que el bien que estamos adquiriendo no presente averías ni fallos que pueden perjudicarnos en el futuro. Para eso, les traemos algunos consejos para comprar un vehículo de segunda mano, a los cuales es importante que tomen mucha atención.

Debido a que la gran mayoría de las compraventas de los vehículos de segunda mano se realiza entre personas particulares, es importante tomar en cuenta el estado en que se encuentre el automóvil, ya que los fallos pueden llevar a reparaciones en el futuro, lo cual significa un gasto considerable de dinero que podemos evitar con los consejos que les mostraremos a continuación.

El arranque del vehículo

Lo primero que debemos asegurarnos cuando vayamos a comprar un vehículo de segunda mano es la forma en la que éste se enciende. Si el automóvil tiene un arranque en frío defectuoso, significa que existe un fallo en la inyección de gasolina o diésel. Para este último, reparar este fallo puede costar alrededor de 1000 Euros.

Cuando quieran comprar un vehículo de segunda mano, deben asegurarse que éste posee un arranque suave, sin que el motor presente ruidos cuando se enciende o se apaga. De lo contrario, debemos tener cuidado tanto con el motor como con el volante del motor.

Por otra parte, debemos tener cuidado con el funcionamiento de la temperatura habitual, ya que algunas veces el motor arranca bien cuando se enciende en frío, pero puede presentar problemas al ser encendido estando caliente.

Dirección y frenos

Muchos vehículos de segunda mano pueden presentar problemas de dirección, lo cual significa un fallo importante, además de un peligro cuando se pretenda conducir por una calle concurrida. Para asegurarnos que todo esté en orden, debemos girar el volante durante cuando se esté probando. Si éste presenta ruidos, significa que existe algo malo con los fluidos hidráulicos.

Por otra parte, es importante que los frenos del automóvil funcionen correctamente. Para eso, debemos revisar si éste posee un sistema antibloqueo de ruedas y un control de estabilidad, los cuales evitarán que el vehículo de segunda mano derrape o se deslice. A su vez, debemos asegurarnos que las luces de freno funcionan correctamente, y si éstas se apagan cuando el vehículo retoma su recorrido.

Los amortiguadores

Debemos tener sumo cuidado de comprar un vehículo de segunda mano que posea amortiguadores que funcionen a la perfección, para que no haya problemas con la suspensión del automóvil.

La mejor forma de asegurarnos que los amortiguadores de un vehículo de segunda funcionan correctamente, es revisando que los neumáticos presenten un desgaste uniforme en todos sus lados. Además, podríamos probar haciendo pasar el automóvil por algunos baches para revisar que no existen fallas de comportamiento.

Los neumáticos

Los neumáticos son unos de los elementos más importantes cuando queramos comprar un vehículo de segunda mano, ya que la correcta conducción de un automóvil dependerá de que los neumáticos se encuentren en perfectas condiciones. Para eso, es importante asegurarnos que no posea desgastes irregulares, abultamientos y que posea la medida correcta.

La transmisión y el cambio

Para asegurarnos que el motor no está forzando a los neumáticos de forma incorrecta, debemos revisar que el vehículo de segunda mano no presente ruidos en el embrague, que no posea problemas cuando se cambie de velocidad tanto en frío como en caliente, y que no presente ruidos y vibraciones al acelerar o tomar curvas.

El tubo de escape

También es importante que, cuando el vehículo de segunda mano se encuentre encendido, el humo que sale del tubo de escape no presente ningún color, ya que esto significará que existen problemas con el combustible, el aceite y en el propio motor.

Si el humo es azul, el motor se encuentra desgastado y necesita arreglos inmediatos, los cuales pueden resultar costosos. El humo blanco representa una falla en la combustión del motor. El humo negro significa que el motor está consumiendo una cantidad exagerada de combustible. Estos últimos dos arreglos no son tan costosos como el primero.

Los faros

Cuando queramos comprar un vehículo de segunda mano, debemos revisar las condiciones de las luces y los faros, que éstas no presenten fallas y que se enciendan de forma correcta dependiendo de la función que tengan. De lo contrario, el bombillo o el fusible pueden tener problemas. En caso de que la luz no salga con suficiente intensidad, debemos revisar el alternador.

Calcular cuánto te va a costar la transferencia

El último consejo para comprar un vehículo de segunda mano es el costo del mismo. Si no están seguros cuánto es el costo correcto que debe tener un automóvil usado a la hora de iniciar la transacción, pueden revisar el siguiente enlace.

Añade un comentario

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *