Recibir boletín electrónico
RSS
Tribuna Libre
La crisis
Manu Miramón
Manu Miramón
Belén Gómez Acebo
 
Sabíamos que la economía española había ido perdiendo competitividad porque mientras otros mejoraban la productividad, en nuestro país se había estancado, pero ahora nuestro sector de comercio exterior es el que mejores resultados ofrece, gracias a la mejora de esa productividad. Resulta algo sorprendente, que sin políticas de mejora tecnológica y de conocimiento se logre esa mejora de la productividad, y además en el lapso de muy poco tiempo.

Pero no lo es si consideramos que se debe a la mal llamada Reforma Laboral, que está logrando la mejoría de la productividad vía bajada de los salarios.

Los técnicos económicos explican que como no podemos devaluar la moneda unilateralmente, lo hacemos por este medio, devaluando los salarios, de forma que nuestros productos resulten competitivos al ser producidos con menor gasto.

Es posible que la bajada de los salarios obedezca a esta necesidad de los últimos tiempos, pero también es un hecho que los salarios mileuristas, y en gente muy formada no es cosa de los años de la crisis, sino de mucho antes.

A nivel mundial, las rentas de los extremos empezaron a dispararse en sentido opuesto hace muchos años, 40 o 50; por lo menos es claro que desde los años 70 del pasado siglo; entonces la diferencia entre el directivo de una empresa y el último empleado, o el empleado medio, era de 10 o 20 veces, mientras que hoy esas diferencias llegan a 400 veces o más. Y eso significa que los salarios de la clase trabajadora están descendiendo. Por comparación, y desde mucho antes de que estallara la burbuja inmobiliaria. La crisis de la burbuja es ya en parte, una consecuencia de lo que acabo de decir. Cuando los precios de las viviendas subieron tanto que era imposible colocar una a un trabajador, los Bancos idearon nuevos tipos de préstamo a 20, 30 o 40 años: toda una vida, con el riesgo que eso conlleva.

En España tanto los Bancos como las Cajas se han dedicado a prestar a compradores y constructores, sobre todo las últimas, mucho más fáciles de ser controladas por los políticos. Y nos han llevado… a donde nos han llevado.

También los políticos, dejándose llevar por esa manía grandilocuente de las obras faraónicas, y por otras actitudes mucho menos “inocentes”, son responsables de la burbuja inmobiliaria.

En los últimos tiempos, meses, quizá algún año, la crisis tiene otra manifestación, la de la deuda soberana. Esa que se retroalimenta. Por cada cien puntos que sube el diferencial de nuestra deuda con la alemana crece el desempleo en 140.000 personas. Por lo tanto disminuye la recogida de impuestos por el Estado, disminuye el consumo, disminuyen las ventas y aumentan los despidos.

Y este Gobierno, la primera medida seria, que no acertada, que tomó, después de haber pospuesto la elaboración de los presupuestos cuatro meses fue la Reforma Laboral. Luego los recortes, en Educación, en Sanidad, Dependencia …cada viernes nos viene con una. La de este próximo 11 de abril ya sabemos cuál será. Para los otros tanto el presidente del Gobierno, Sr Rajoy, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Sra Esperanza Aguirre nos han avisado de que hay recortes para cada uno de los viernes hasta que acabe la legislatura.

Oímos continuamente que la Comunidad de Madrid no tiene déficit, que es una de las más saneadas de las 17 que forman nuestro país, pero yo me digo a mi misma, que no a nadie más, que CAJA MADRID, o séase, BANKIA, nos está poniendo a todos en un brete, y de los buenos. ¿tendrá algo que ver lo que me digo?.

En España hemos cambiado la “esperanza” por la desolación.
Contenidos relacionados
Con viento sur / Víctor Gijón
El declive, la sensación de desgobierno, mezcla de dejadez, oportunismo e incompetencia, que emana de Caja Cantabria...
Se dice se cuenta
Presentación refuerzos del Racing
Con firma / Víctor Gijón
VG
El PP confunde (intencionadamente) la velocidad con el tocino. Un Ayuntamiento no es más democrático porque gobierne la lista más votada. Lo sería si el alcalde se eligiera en...
Editorial
El nuevo prelado de Madrid, Carlos Osoro, desvela que gana 1.010 euros al mes. El Papa Francisco y Osoro tienen un perfil muy similar. Ambos coinciden en la manera de entender el papel de la Iglesia...
Top Formacion
El tiempo
Aquí TV
Diego en Sierrallana: Regresa el 'pisapuros'
Galería de imágenes

Protesta ante el Parlamento de afectados Renta Social Básica

Teresa Noceda y Julio Bartolomé

Diego junto a miembros del Grupo Popular

Diego y Mazas en el banco del Gobierno

Escaños del Grupo Socialista

Juan Guimerans interviene en el Pleno

Rafael Pérez Tezanos interviene en el Pleno

Carlos Bedia interviene ante el Pleno

Miguel Ángel Palacio interviene en el Pleno

Escaños Grupo PRC

Javier López Marcano interviene en el Pleno

Luis Carlos Albalá interviene en el Pleno

Vídeo del día
El deshielo podría acabar con Marbella y Benidorm