Recibir boletín electrónico
RSS
Mentirosos que nos ven como tontos
Nos mienten y nos llaman tontos a la cara. El Gobierno del PP oculta al Parlamento las verdaderas cifras del ‘tijeretazo’ y cuando se hacen públicas -porque las publicó este confidencial, que si no habríamos tenido que esperar a la comparencia de la consejera Mazas- va el ínclito presidente Diego y dice que es lo mismo quitarle al presupuesto 157 millones que 237. Lo sería si fuera posible lo que promete Buruaga: que habrá plan para reducir las listas de espera, aunque los 8 millones de euros previstos para ello hayan desaparecido del presupuesto. Si la vicepresidenta es capaz de reeditar el milagro de los panes y lo peces, con el más difícil todavía de no contar ni con pan ni con pez, ¿qué no será capaz de hacer el presidente? Claro que también es posible que nos mientan -como Aguirre con el déficit-, posiblemente para nuestra tranquilidad, o que hayan llegado a la conclusión de que todos somos imbéciles y nos creemos que los bueyes vuelan y que de las fuentes mana leche y miel.

Si en una economía familiar los ingresos se recortan de pronto en un 35% y, a pesar de ello, pueden seguir viviendo al mismo nivel, o es milagro o hay que proponerles para el premio Nobel de economía. Pues bien, el presidente Diego pretende hacernos creer que con un 35% más de dinero de menos, los nuevos recortes, todo seguirá igual. Diego no es Dios (creo) ni está propuestos para ningún Nobel. El papel, es cierto, lo aguanta todo, pero tengo dudas de que los ciudadanos sean igual de condescendientes. En el PP llevan a cabo una estrategia de comunicación según la cual las malas noticias hay que irlas dando a cachitos. No porque les importe el estado de ánimo de los ciudadanos, lo que les importa es que no se cabreen demasiado y les termine costando votos. Por eso saben que el primer año de la Legislatura es el de las malas noticias, el segundo el de las medidas poco amables, el tercero es de “estamos saliendo del hoyo” y el cuarto declaran haberse salido de la tabla por arriba.

Una anécdota extraída del Plan de Reequilibrio, pero que no carece de importancia. El Gobierno de España se ha propuesta como objetivo llegar al déficit cero, el sacrosanto momentazo neoliberal en el que se gasta lo mismo que se ingresa, en 2020. Ni los más optimistas piensan que lo lograra. Ya lo intentó Aznar en tiempos de bonanza, cuando los recortes, como los laborales que aplicó, casi ni se notaban. Contó, además, con dinero fresco para equilibrar los presupuestos proveniente de la liquidación por ‘cese de negocio público’ de bancos, eléctricas, telefonía, empresas de propiedad del Estado. Así que ahora, sin nada que vender y con la que está cayendo, el objetivo no parece alcanzable, ni siquiera en el horizonte de dentro de ocho años. Pues bien, el Gobierno de Cantabria incluye en su Plan alcanzar ese objetivo a 31 de diciembre de 2014, seis años antes y, ojo al dato, con las elecciones autonómicas de mayo de 2015 a la vuelta de la esquina. Una de dos, o están contando una mentira más, que no es improbable, o nos han estado mintiendo sobre Cantabria desnuda y hundida por la herencia recibida.

Cantabria está malísima e irá a peor. Nunca la cirugía agresiva ha solucionado los problemas, en todo caso lo que ha hecho ha sido retrasar el triste e inevitable final. Desde que el PP se hizo cargo del Gobierno todas las medidas han ido en la dirección del recorte y ninguna en la del crecimiento. El resultado es evidente: tenemos más paro, más deuda, menos credibilidad, mas atonía empresarial … Y menos ingresos. Y a menos ingresos la única respuesta del Gobierno del PP es recortar. ¿Dónde? ¿A quién? En lo mismo y a los mismos. La educación, base del progreso, principal inversión de futuro, recortada. La inversión en I+D+i, la clave para dejar atrás el invente ellos, y ser nosotros los que inventemos y cobremos por ello, recortada. La sanidad y los servicios sociales, colchón básico para mantener la solidaridad y ciertos niveles de igualdad en la sociedad, sobre todo en tiempos de crisis como los actuales, recortados. Las políticas públicas para incentivar el crecimiento y la inversión privada, recortadas. Lo único que no se ha recortado, sino todo lo contrario, son los ingresos de los que más tienen, a los que no se les toca, impositivamente hablando, el bolsillo.

¿Y qué nos ofrecen a cambio de los sacrificios de hoy? Pues un hipotético bienestar de mañana. No nos lo pone por escrito ni con fecha fija. Aunque daría lo mismo. Por escrito pusieron las medidas para cien días y las promesas electorales que no solo no han cumplido sino que están haciendo todo lo contrario de lo prometido. Por la herencia. Pero, ¿qué herencia? El Gobierno del PP, en Cantabria y en España, ha centrado en el legado recibido de los socialitas la razón de todos los males. Pero en dos semanas ha quedado al descubierto lo que era ‘vox populi’: que puestos a repartir responsabilidades y echar la vista atrás todos tienen algo que callar o ocultar. El PSOE se defendió de la acusación de haber falseado las cifras del déficit cuando entregó las cuentas, señalando que una parte importante de ese desfase correspondía a las Comunidades Autónomas del PP. Fueron radicalmente desmentidos y descalificados. El despilfarro y la mentira sobre las cuentas sólo podía estar del lado socialista. ¿De que lado está Esperanza Aguirre, Francisco Camps y su sucesor Alberto Fabra, y Herrera, el discreto presidente de Castilla y León que las mata callando, o el que siempre da consejos a los demás que para el no tiene, esa la gran esperanza que llega de Galicia y que responde al nombre de Alberto Núñez Feijóo?

En Cantabria nos temíamos que el Consejo de Política Fiscal y Financiera presidido por el ministro Montoro nos riñera. No a los actuales gobernantes por supuesto, sino a los anteriores por haber ocultado facturas en los cajones. Pero resulta que no, que los cajones con facturas, contendores a tenor del montante de la deuda, estaban en la Puerta del Sol en Madrid, custodiados por la mejor, la más diligente, la gestora de éxito, ejemplo de como se puede gobernar una comunidad autónoma sin hospitales públicos, con recortes a la enseñanza pública, sin aplicar la Ley de Dependencia y sin déficit. Salvo en lo último, que ahora parece que si lo hay, el doble de lo declarado, lo que nos va a costar a todos 4.000 millones más en recortes, todos los demás es cierto. Cómo se ve ni siquiera metiendo tijera a los bestia, como ha hecho la ‘lideresa’, punta de lanza del neoliberalismo más ultra, se puede evitar el déficit. Claro que también es posible que ese déficit se corresponda con las 400 facturas que le acaba de pedir al Gobierno de Madrid el juez que instruye el ‘caso Gürtel’, por entender que fueron pagos indebidos, y onerosos para las arcas públicas, que se realizaron para llenar las cuentas personales de los integrantes de la trama corrupta en la que no faltan algunos de los más afamados líderes del PP.

Pues bien de regreso del Consejo de Política Fiscal y Financiera, con 80 millones más de recortes a sumar a los 157 y a los 34 que se incluyeron de entrada en el Presupuesto para 2012, Diego nos tranquiliza y afirma que la diferencia no se va a notar. La ligereza con la que el Gobierno del PP habla de los dineros públicos recuerda a los jugadores del monopoly. Pero los billetes con los que juegan son de curso legal y si se quitan de aquí o de allá a alguien se le deja temblando o a dos velas. Diego declaró solemnemente que nunca tocaría los pilares del Estado de Bienestar: la educación, la sanidad, la dependencia, y que antes de hacerlo dimitiría. Por tanto deberá seguir negando la mayor: no se ha tocado nada porque el sigue siendo presidente y Diego es hombre de palabra. Y si no se ha tocado es por que se recorte lo que se recorte no se recorta. Por eso habrá y no habrá listas de espera, sin dinero y con dinero que no se sabe de donde saldrá.

Otros dineros si sabemos de donde han salido. Por ejemplo el dinero que estaba presupuestado para finalizar las obras de la residencia La Pereda, que complementarían los 4 millones ya invertidos al objeto de que pudiera funcionar con todos los predicamentos legales, y que el Gobierno del PP retiró. No se invierten 400.000 euros y se logra un solar por el que, si el alcalde autoriza el cambio de uso de la parcela, se pueden sacar 400 millones de euros, menos las comisiones correspondientes. Y ya me dirán ustedes si ante tamaña operación en interés de la arcas de Cantabria -lo que se saquen los intermediarios es sobrevenido y ‘pecata minuta’- tenemos que ponernos sensibleros por 94 ancianos desalojados o ser solidarios con 120 trabajadores despedidos. El progreso siempre se lleva por delante algo. Aunque, a lo mejor, en el asunto de la Pereda, a quien se termina llevando por delante es a un Gobierno que ha decidido dedicarse a promotor inmobiliario en lugar de gobernar Cantabria que es para lo que elegido.
Cerrar
Tienes que copiar en el campo de texto los6e caracteres, del 0 al 9 y de la A a la F
* Campos obligatorios
Con viento sur / Víctor Gijón
¿Para cuándo la dimisión del PP? La ministra de Sanidad ha dimitido porque el juez Ruz considera que se lucró de las...
más información
Se dice se cuenta
#3añosPPerdidos
Con firma / Víctor Gijón
Victor Gijon
Los medios de comunicación, excepción hecha de los boletines oficiosos del PP, que esos sólo llevan a sus portadas infografías electoralistas, estamos ‘a pachas’ entre...
Editorial
Ignoraba que los economistas Torres y Navarro no supiesen la función del ICO. El economista Juan Carlos Díez repasa en un artículo en El País las contradicciones de lo que poco que se conoce del...
Top Formacion
El tiempo
Aquí TV
El hormiguero 3.0 parodia anuncio loteria navidad
Galería de imágenes

Árbitro y capitanes

Penalti de Mario a los 5 minutos

Sabadell se adelanta

Ataque del Racing

Koné al ataque

Empata el Racing

Celebrando el gol

La afición celebra el gol

Remate de Borja Granero

Parada de Mario

Miguelez al ataque

Gol anulado a Granero

Javi Soria despeja

Parada de Mario

Miguelez al ataque

Iñaki recibe instrucciones de Paco Fernández

Ataque del Racing

Javi Soria despeja

Remate de Koné

Koné celebra su gol, tercero del Racing

Los jugadores del Racing celebran el gol

Koné celebra su gol

Disparo de Koné

Árbitro y capitanes

Penalti de Mario a los 5 minutos

Sabadell se adelanta

Ataque del Racing

Koné al ataque

Empata el Racing

Celebrando el gol

La afición celebra el gol

Remate de Borja Granero

Parada de Mario

Miguelez al ataque

Gol anulado a Granero

Javi Soria despeja

Parada de Mario

Miguelez al ataque

Iñaki recibe instrucciones de Paco Fernández

Ataque del Racing

Javi Soria despeja

Remate de Koné

Koné celebra su gol, tercero del Racing

Los jugadores del Racing celebran el gol

Koné celebra su gol

Disparo de Koné

Vídeo del día