Recibir boletín electrónico
RSS
¿Hasta cuándo se puede aguantar?
Llevamos cinco años de crisis que no remite, pese a las recetas y los brindis que nos hace la clase política. Más bien al contrario. Cada mes las cifras macroeconómicas son más terroríficas en lo concerniente al desempleo, al déficit, a la cobertura social.

Muchos españoles de buena fe creían que con el simple hecho de echar a Rodríguez Zapatero y sustituirlo por Mariano Rajoy la cosa estaba arreglada.

Seis meses
Pues bien, ya ha pasado medio año desde que la derecha retornó al poder. Los tecnócratas de Rajoy –léase Luis de Guindos-se están mostrando completamente impotentes para echar el cerrojo al leviatán que todo se lo come. Ni siquiera son capaces de decirnos qué es lo que sucede realmente y por qué los mercados siguen castigando de forma implacable los intereses del Reino de España. Un día dicen una cosa y otra la contraria.

La perorata gubernamental de que los “frutos se verán en breve” parece en las actuales circunstancias más una desiderata que un análisis con base.

La realidad
Seis millones de parados, dos millones de familias sin protección social alguna y con todos sus miembros en el paro, una media del 40 por ciento en el paro juvenil. Estos son los síntomas de una enfermedad que de no atajarse conducirá directamente a la tumba al país.

La única receta, según los neoliberales adoradores del mercado, es el ajuste, el recorte y deshabilitar el llamado estado del bienestar que se está quedando en los huesos.

Perspectiva
A corto y medio plazo las perspectivas no son nada halagüeñas. Los propios portavoces del Cámaras, si, pero también legitimidad en la calle.

Un brote verde. Algo que llevarse a la boca. Por ahora todo es un erial con el agravante de que la clase media está desaparecida y sus ahorros se han volatilizado.

El pueblo soporta
La cuestión, la gran cuestión que se plantean los expertos y observadores es la siguiente. ¿Hasta cuándo se puede sostener esta situación sin que se corra el peligro de que todo salte por los aires? Grecia es un referente en cualquier caso. ¡Mucho ojo!

Rajoy debe explicar
Lo que sorprende es la permanente huida del Presidente en cuestiones claves. Yo entiendo la dificultad de un primer ministro para explicar lo que está sucediendo pero tengo para mí que ni siquiera saben ellos lo que realmente ocurre.

Aún así, el presidente Rajoy debe visitar más el hemiciclo porque al fin y a la postre este es un régimen parlamentario.

Pero soy consciente de lo difícil que es vender burras ciegas. Pero se necesitaría un milagro para cerrar un trato en esas condiciones.

Graciano Palomo. (Artículo publicado en elplural.com)
Cerrar
Tienes que copiar en el campo de texto los6e caracteres, del 0 al 9 y de la A a la F
* Campos obligatorios
Con viento sur / Víctor Gijón
Un Gobierno no puede actuar como si fuera oposición. En Cantabria llevamos casi cuatro años padeciendo a un Ejecutivo...
Se dice se cuenta
Rajoy y Aguirre, 'amiguitos' de los alcaldes corruptos
Con firma / Víctor Gijón
Victor Gijon
Hay días en que mejor no haberse levantado de la cama y semanas para eliminar del calendario. Seguro que si el presidente Ignacio Diego pudiera borraba los siete últimos días sin...
Editorial
La basura ha llegado ahora a tal altura que la sociedad española, tanto la de derechas como la de izquierdas, no aguanta más. Es la opinión del periodista y analista político José García Abad...
Top Formacion
El tiempo
Aquí TV
Resumen de Racing-Alavés (1-1)
Galería de imágenes

Revilla en el Parlamento

Revilla dialoga con Van den Eynde

Rafael de la Sierra y Alodia Blanco

Francisco Fernández Mañanes interviene en el Pleno

Julio Cabrero interviene en el pleno

José María Mazón interviene en el Pleno

Diego entra en el hemiciclo mientras interviene el regionalista Mazón

Diego en su escaño del Parlamento

Matilde Ruiz interviene en el Pleno

Rodríguez Argüeso sigue el debate

Rodríguez Argüeso y Cabrero durante el pleno

Juan Guimerans interviene en el Pleno

Eva Díaz Tezanos en su escaño

Eduardo Van den Eynde interviene en el Pleno

Vídeo del día
Impactante vídeo de Intermón