Recibir boletín electrónico
RSS
¿Qué hacer con 100.000 millones?
Este jueves el presidente Diego se enfrenta a su primer debate sobre el Estado de la Región. Toca hacer balance de los hecho y proponer objetivos para el segundo año de legislatura. Habrá mucho humo y más quejas sobre el pasado. Nada nuevo. Su jefe de filas nacional, Mariano Rajoy, no está, sin embargo, por la labor de dar la oportunidad a la oposición de presentarle una enmienda a la totalidad por sus seis meses de Gobierno y los caóticos resultados que nos han dejado medio intervenidos. El PP intenta que no haya debate del Estado de la Nación. Con debate o sin debate lo que ni Diego ni Rajoy, ni nadie en el PP, explicarán a los ciudadanos, a pesar de ser asunto de vital importancia, es por qué en España vamos a gastar en salvar a entidades financieras de la incompetente, y en algunos casos delictiva, gestión de sus directivos el mismo dineral que el que Francia propone se invierta en políticas de crecimiento destinadas a crear empleo.

El Gobierno de España destinará 100.000 millones de euros a tapar los agujeros que el estallido letal de la burbuja inmobiliaria ha dejado en las cunetas de algunas entidades. Bueno la burbuja y el Moët Chandon con el que brindaban directivos y políticos, hermanados en empresas fastuosas de nula utilidad social y dudosa rentabilidad económica. 100.000 millones de euros para poner tiritas e intentar parar la hemorragia de un sistema financiero con muchos cuartos obscuros y demasiadas practicas inconfesables. No sé con que cara -más apropiado sería decir morro- van a amenazar los bancos a los ciudadanos con dificultades para pagar su hipoteca con dejarles en la puta calle. Es cierto que cada uno es responsable de su actos y de lo que firma. Pero, por las mismas razones, las entidades bancarias que tan alegremente concedieron generosos créditos hipotecarios también deben apechugar con sus responsabilidades. Si, además, van superar algunos de su problemas median la “línea de crédito” que les ha buscado Rajoy, pero que pagaremos todos, que menos que compartir riesgo y beneficio. Sería de justicia que a partir de ahora ni una sola familia en dificultades económicas a la hora de pagar la hipoteca del domicilio familiar pudiera ser desahuciada. Si todos vamos a pagar por las locuras de los bancos, que los bancos paguen también por sus pecados.

En todo caso, y en mi modesta opinión, preferiría que la línea de crédito, el préstamo lograda por Rajoy, arrancado según él por su grandes dotes de convicción, se destinara a otros menesteres. No sé si España se puede permitir la quiebra de algunos bancos, pero todo indica que, estando garantizados por el Estado, los depósitos de hasta 100.000 euros los afectados serían una minoría. Y siempre habría fórmulas para salvar los derechos y la inversión de los pequeño accionistas. Es más, parece claro que cuesta menos cerrar algunas entidades que mantenerlas vivas chupando de la teta del Estado. Sobre todo viendo como estamos viendo que son unos poco los que maman -indemnizaciones millonarias, jubilaciones de oro, contratos blindados mareantes …- y los demás se quedan a dos velas. El argumento sindical de que se perdería empleo es cierto. Pero empleo pierdan también las pequeñas y medianas empresas y los autónomos que no reciben crédito de las entidades bancarias. Así que lo uno por lo otro. Aumentaría el paro en el sector de la banca, pero, a lo mejor, crecía el empleo en la industria o se generaban expectativas nuevas para emprendedores.

Estoy convencido de que haríamos mejor en destinar los 100.000 millones a políticas de crecimiento que creen empleo. En el ‘plan Hollande’ se propone que el Banco Europeo de Inversiones destine 120.000 millones de euros para proyectos en infraestructuras que ayuden al crecimiento, generen riqueza y creen empleo. A eso me apunto. El socialista presidente de Francia no es un utópico y sabe que si hay que apoquinar dinero, también es necesario recaudarlo primero. Pero, a diferencia de las tesis marianas (de Mariano, que está en sintonía con el pensamiento de otros dirigentes conservadores europeos), el presidente de la República francesa no cree que el dinero para poyar políticas de crecimiento haya que obtenerlo dando al vuelta a los bolsillos de las clases medias y trabajadores, quitándoles las últimas monedas de sus raquíticos sueldos, víctimas del recorte del gasto publico y de las contrarreformas laborales que dejan en manos de los empresarios la libertad absoluta para fijar condiicones laborales, incluidas las salariales.

Hollande plantea acelerar los trámites para poner en marcha una tasa, la ‘Tobin’, que el Parlamento Europeo aprobó hace meses. Dicha tasa grava las transacciones financieras, es decir el movimiento, muchas veces especulativo, que se produce en tornoo a los mercados. Conocida también como impuesto Robin Hood, Francia -y Alemania no estaría en contra- la desea aplicar con un doble objetivo: reducir el riesgo sistémico de los mercados financieros y reforzar las maltrechas arcas públicas haciendo pagar a aquellos a los que se identifica como causantes de la crisis (bancos, hedge funds... Francia no va a esperar que la burocracia de Bruselas de vía libre a la medida y gravaran las acciones negociadas en la Bolsa de París, los seguros contra impago de deuda soberana y las órdenes automáticas lanzadas por ordenadores. Esta postura desafía el argumento de que la tasa ‘Tobin’ solo podría imponerse a escala global. Fueron los argumentos del PP en contra de la propuesta socialista de hace unos meses. El PSOE debería volver a la carga y que el PP se retrate. Si los ‘ricos’ europeos van a pagar parte de la deuda de nuestro bancos, que menos que los ‘ricos’ españoles pongan algo de su parte. En eso estaría de acuerdo hasta Merkel. ¿Y el PP? ¿Y Rajoy? ¿Y aceptará finalmente Diego rectificar y reponer el impuesto de sucesiones y donaciones para las grandes fortunas? (Continuará).
Cerrar
Tienes que copiar en el campo de texto los6e caracteres, del 0 al 9 y de la A a la F
* Campos obligatorios
Con viento sur / Víctor Gijón
Todos lo años por estas fechas se reproduce el debate sobre los PGE (Presupuestos Generales del Estado). ¿Son más o...
Se dice se cuenta
Ayudar puede tener consecuencias..¿Te atreves a sentirlas?
Con firma / Víctor Gijón
Victor Gijon
El Gobierno del PP presidido por Diego va perfilando, pasito a pasito, la herencia que dejará tras las elecciones de mayo próximo a quien le suceda, que puede ser del PP pero  no...
Editorial
El Gobierno podría haber trabajado mejor para afrontar con mayor eficacia el independentismo. El editorialista de El País critica la forma en que el Ejecutivo presidido por Rajoy ha abordado el...
Top Formacion
El tiempo
Aquí TV
#LaLeydeRajoy
Galería de imágenes

Mazas con el socialista Guimerans antes de iniciarse el pleno

Rafael Pérez Tezanos interviene en el Pleno

Diego y el consejero Fernández en sus escaños

Diego con el diputado Fernández

Miguel Ángel Palacio interviene en el Pleno

Íñigo Fernández interviene en el Pleno

Los escaños del PRC

Juan Guimerans interviene en el Pleno

Cagigas departe con Albalá

Diego pasa por delante del escaño de Revilla

Buruaga interviene en el Pleno

Fernando Fernández interviene en el Pleno

López-Marcano y Gorostiaga durante el Plneo

Mazas con el socialista Guimerans antes de iniciarse el pleno

Rafael Pérez Tezanos interviene en el Pleno

Diego y el consejero Fernández en sus escaños

Diego con el diputado Fernández

Miguel Ángel Palacio interviene en el Pleno

Íñigo Fernández interviene en el Pleno

Los escaños del PRC

Juan Guimerans interviene en el Pleno

Cagigas departe con Albalá

Diego pasa por delante del escaño de Revilla

Buruaga interviene en el Pleno

Fernando Fernández interviene en el Pleno

López-Marcano y Gorostiaga durante el Plneo

Vídeo del día
Impactante vídeo de Intermón