Recibir boletín electrónico
RSS
Euskadi y Cantabria, izquierdas y derechas. No, no es lo mismo
Opinion Leire Díez
Opinion Leire Díez
Leire Díez
 
Un centímetro separan políticas progresistas que han hecho de Euskadi la envidia de la meseta norte y el oasis de esperanza de un futuro distinto al que el pasado viernes marcaban las noventa y una hojas del Decreto Ley en el Boletín Oficial del Estado de una Cantabria gobernada por el PP que supone el espejo de las políticas que hunden a España en la desigualdad, la miseria y la desesperanza.

Una fina línea y un cartel que separan una Cantabria en la que el paro se ha destruido tres veces más rápido que la media nacional, en el que el céntimo sanitario ha supuesto un incremento inasumible de carburantes, aumento del saneamiento más de un treinta por ciento, detrimento de fondos para la escuela pública mientras al Opus se le premia con un millón de euros, aumento de listas de espera, copago de medicinas, destrucción de plazas públicas de Dependencia, destrucción de empleo público, paralización de proyectos basados en el I¬+D+I, aumento de tasas universitarias, impuestos sacados de la manga a los que ya ni manga les queda, recorte en universidad pública para potenciar la privada de dudosa calidad académica y, sobre todo, modos de actuación política que se asemejan a los modos de macarras de barrio más que a representantes de un pueblo asustado.

Un anémico mundo rural al que se le deja morir de hambre de esperanzas de poderse igualar en oportunidades a los grandes núcleos en una Cantabria que es, fundamentalmente, rural.

Mentiras y esperanzas vacías de financiación que expiran en las mesas de ministros y consejeros

Proyectos basados en humo y en la reiteración de los errores que nos trajeron hasta ese estado de crisis y con un Gobierno más ocupado en ser la peor oposición de la oposición.

Al otro lado del cartel, Euskadi sigue siendo la esperanza de una forma distinta de hacer las cosas. Una comunidad con superávit y un crecimiento basado en la investigación, en el desarrollo y en la innovación y en la que sanidad, educación y dependencia han sido respetadas con el máximo escrúpulo por el gobierno de Patxi López.

Socialismo activo frente a Bildu que, pese a hacer ondear banderas de izquierda, derechizan sus actos tanto como para privar a cientos de pensionistas de sus complementos de la pensión al no aportar los expedientes al Gobierno Vasco o que se dedican a amenazar de muerte a las personas que circulan por las calles sólo por hacer ondear una bandera española en el día que España gana la Copa de Europa de fútbol.

Sin embargo el PNV no oculta sus anhelos derechistas y anuncia recortes cual pollo sin cabeza, porque sí, porque la derecha siempre recorta a quienes menos tienen para dárselo a quienes mejor pasan las crisis y ya se sabe que el PNV es partido de tradiciones y obsesiones: consultas, banderas, identidades y ambigüedades al más puro estilo Ibarrechiano.

En Euskadi no habrá copago sanitario, ni recorte en sanidad o educación al estilo Mato y Wert porque las personas siguen siendo importantes. Su bienestar también. En Euskadi se seguirán ampliando las plazas de escolarización de niños de 2 años, o se seguirán construyendo hospitales punteros como el de Mondragón, se seguirán impulsando políticas que faciliten el acceso a viviendas de VPO e incluso habrá alcaldes socialistas que retiren fondos de los bancos que no faciliten préstamos (razonables, por supuesto) a los adjudicatarios de viviendas de protección oficial como es el caso de Mikel Torres, Alcalde de Portugalete.

Un 33% más de becas, impulso al trilingüismo u ochenta mil ordenadores en el sistema de educación han conseguido que la tasa de abandono escolar en Euskadi sea menor que en España y que incluso en Europa.
Aumento de casi el doble en inversión social y la puesta en marcha de uno de los sistemas más avanzados de atención a personas mayores en su domicilio. Más de 23.000 personas mayores de 65 años atendidas en sus casas de forma personalizada. 321 millones para luchar contra el paro ,2.180 millones para apoyar la financiación de las empresas, 666 millones para apoyar a PYMES y autónomos y un 2% del P.I.B. en I+D+I, energías renovables.

Mientras el PP recorta y lastra a la clase media, los funcionarios, pensionistas o parados para financiar la deuda de los bancos, el PSE-EE invierte en educación, en crecimiento y en apoyos a las pequeñas y medianas empresas que son las que crean empleo.

Un centímetro para dos realidades muy distintas. Euskadi a la izquierda y Cantabria a la derecha , la del PP, la de los que deciden recortar a quienes menos tienen.

Es obvio que no es lo mismo.
Con viento sur / Víctor Gijón
En el PP de Cantabria los dos bandos irreconciliables, el que lidera Ignacio Diego y el que capitanea el alcalde Íñigo...
Cambio de hora. A las 3 serán las 2
Se dice se cuenta
El marido de Teresa Romero anuncia acciones judiciales
Con firma / Víctor Gijón
Victor Gijon
La derecha cántabra ha tenido a lo largo de la reciente historia una gran capacidad para mimetizarse con el ‘paisaje’ político de cada momento. Yendo a lo más lejano...
Editorial
El economista José Carlos Díez, en un artículo publicado en El País, señala que cuando Rajoy hable de 'raíces vigorosas' ignora la realidad al igual que hizo Zapatero en 2008. Solo que ahora la...
Top Formacion
El tiempo
Aquí TV
Resumen Zaragoza-Racing
Galería de imágenes

Rodríguez Argüeso y Cabrero antes del pleno

Leticia Díaz y Esther Merino antes del debate

Leticia Díaz y Calderón antes del Pleno

Alodia Blanco interviene en el Pleno

Diego en su escaño

Francisco Fernández Mañanes interviene en el Pleno

Julio Bartolomé interviene en el Pleno

Escaños del Grupo Popular

Juan Guimerans interviene en el Pleno

Vista general del hemiciclo durante el debate

Eva Bartolomé interviene en el Pleno

Carlos Bedia interviene en el Pleno

Vídeo del día
Impactante vídeo de Intermón