Recibir boletín electrónico
RSS
Cantabria en caída libre sin fin
Opinion Leire Díez
Opinion Leire Díez
Leire Díez
 
La lectura de la página institucional del Gobierno de Cantabria desde que aterrizara el PP en él, cual los invasores lagarteros –que no lagarteranos- de “V”, es un sinfín de hilarantes titulares para los que conocemos un poco los antecedentes de las cosas que hace el equipo capitaneado por Nacho Diego.

Leía hace unos días en la hoja parroquial en la que han convertido los del PP la página del Gobierno –se supone que de todos, aunque cada día lo tengo menos claro- que “ El consejero de Medio Ambiente ha destacado la apuesta personal del Presidente Diego para finalizar la obra “supramunicipal” en la que se han invertido cerca de 15,5 millones de euros”. O traduciendo a la cruda realidad, una obra impulsada y financiada por los dos anteriores consejeros de Medio Ambiente que tuvo el Gobierno de Cantabria, Ortega y Paco Martín y de la cual Nacho Diego sólo ha tenido que ir a inaugurar que es lo único que sabe hacer desde que llegara al Gobierno, inaugurar las obras de otros ya que él ha sido incapaz de hacer una sola.

Y como al PP no le gusta que nadie le opaque y así ponga de manifiesto su incapacidad para hacer algo más productivo que insultar, meterse con la herencia recibida (que, por otra parte, es la que le permite inaugurar al equipo de Diego) o llamar terroristas a quienes les critiquen en el Parlamento, en las inauguraciones o fastos de anuncios con más sombras que luces evitan encontrarse con nadie de los partidos de la oposición. Es curioso el protocolo del Gobierno de Cantabria –y de esto puedo hablar porque lo conozco y lo he sufrido-: no hay que mencionar al anterior ejecutivo –salvo que sea para insultarles, que sí se permite- y a poder ser hay que evitar fotografiarse con los que no sean de su parroquia. Triste, muy triste.

Mientras tanto, Cantabria se desangra mientras el Gobierno se empeña en seguir ahondando en la herida. Sin obras públicas, las empresas que reparaban carreteras o que las limpiaban cuando los temporales de hielo y nieve las cerraban, las que mantenían en un estado aceptable las pistas rurales, no podrán soportar la actividad más allá de fin de año con lo que ello supondrá en el incremento de personas en el paro y, sobre todo, la inviable brecha que se abrirá en las zonas rurales ya que algunas de esas empresas eran motores de crecimiento en lugares donde, de otra manera, serían pasto de la desaparición. Y no hay perspectiva ni para este año, ni para los siguientes. No es malo, es trágico.

Y lo mismo pasará con las empresas de transporte escolar que, leemos hoy, temen que las grandes empresas fagociten a las pequeñas y que, a la postre, eran las únicas que creaban empleo en las zonas abandonadas por este Gobierno al que sólo le interesan los fastos capitalinos.

Y eso sin contar los mensajes que dan a los regidores de su partido: “no se pagarán las subvenciones concedidas la pasada legislatura”. Así, al más puro estilo caciquil.

Desde que llegara el PP al Gobierno de Cantabria, no hay presente digno pero, lo peor, es que el futuro es de color negro zahíno.

No hay futuro para los ganaderos, para los agricultores, construcción, estudiantes, familias en situación de riesgo de exclusión social, dependientes. No hay futuro para quienes dependen de la sanidad pública para poder vivir ni de quienes ponen la esperanza en la educación pública como instrumento para el crecimiento de una sociedad que ha de basar su desarrollo en el I+D¬+I y no en las normas del Opus Dei al que el Gobierno de Cantabria sí dota de dinero, el que haga falta para que su obra, que sólo da de comer a los que más tenían ya, se hinche cual globo de la feria de las miserias terrenales. Y eso, aunque el Tribunal Supremo atice un sonoro bofetón a las ilegalidades del Consejero de Educación.

No sobran Ayuntamientos. Sobra este gobierno que siempre dice que no tiene dinero para gestionar. Si no hay nada que gestionar, ¿para qué están? Pues eso, para catecumenizar a las masas. Pero eso no quita el hambre.
Con viento sur / Víctor Gijón
La consejera Buruaga interpretó ayer el papel de sumisa para pedir disculpas a la oposición por llevar nueve meses...
Se dice se cuenta
El marido de Teresa Romero anuncia acciones judiciales
Con firma / Víctor Gijón
Victor Gijon
La derecha cántabra ha tenido a lo largo de la reciente historia una gran capacidad para mimetizarse con el ‘paisaje’ político de cada momento. Yendo a lo más lejano...
Editorial
El pacto que dio lugar a la entrada de Blesa en Caja Madrid merece más explicaciones políticas. Por ejemplo, como plantea el editorial de El País, la de Aznar, quien colocó al frente de Caja Madrid...
Top Formacion
El tiempo
Aquí TV
Resumen Zaragoza-Racing
Galería de imágenes

Rodríguez Argüeso y Cabrero antes del pleno

Leticia Díaz y Esther Merino antes del debate

Leticia Díaz y Calderón antes del Pleno

Alodia Blanco interviene en el Pleno

Diego en su escaño

Francisco Fernández Mañanes interviene en el Pleno

Julio Bartolomé interviene en el Pleno

Escaños del Grupo Popular

Juan Guimerans interviene en el Pleno

Vista general del hemiciclo durante el debate

Eva Bartolomé interviene en el Pleno

Carlos Bedia interviene en el Pleno

Vídeo del día
Impactante vídeo de Intermón