Cómo aprender a controlar los celos

celos

Los celos solo nos traen problemas. Eso lo sabemos todos y sin embargo no sabemos cómo frenarlos. Al principio de una relación cuando todavía no tenemos mucha confianza con la otra persona pueden llegar a ser comprensibles, e incluso con el paso del tiempo en su justa medida pueden llegar a ser hasta graciosos. Al fin y al cabo los celos aparecen cuando recibimos una señal de alerta en la que podríamos perder a la otra persona. Pero también pueden ser un gran obstáculo en nuestra relación. Si no sabemos controlarlos y dejamos que vayan a más los celos podrían convertirse en enfermizos y acabar destruyendo todo lo que habíamos conseguido construir con nuestra pareja. Y es que cuando perdemos el control de nuestros celos acabamos viendo cosas donde no las hay y cohartando su libertad.

¿Por qué tenemos celos?

  1. Porque somos inseguros: La falta de seguridad en uno mismo hace que desconfiemos de los sentimientos de la otra persona. Por ello tenemos miedo a que pueda olvidarnos, cansarse de nosotros o cambiarnos por otra persona a la primera de cambio.
  2. Por malas experiencias: Pese a que sintamos que en nuestra nueva pareja podemos depositar toda nuestra confianza, todavía no hemos superado una traición anterior. Creemos que si le dimos toda la confianza a nuestra anterior pareja y nos falló cualquiera podría volver a fallarnos y pagamos los platos rotos con quien no debemos.
  3. Por nuestro entorno: Ya sea familiar o con nuestros amigos, tener un entorno que desproblematiza los celos y los ve normales por desmedidos que sean hace que no seamos tan conscientes del problema que suponen y nos creemos con razón para actuar así.
  4. Porque creemos que nuestra pareja es de nuestra propiedad: Muchas veces los celos están relacionados con un sentimiento de posesión. Pero, tu pareja no te pertenece. Si está contigo es porque quiere y si no quisiera estarlo no podrías hacer nada para impedírselo.

Cómo controlar los celos

  • Trabaja tu confianza: Empieza a valorarte. Este será un trabajo que deberás realizar junto a tu pareja. Si te ayuda a comprender por qué quiere estar contigo y qué cualidades le atraen de ti te será más fácil creer en ti mismo.
  • Dale espacio: A causa de tus celos tu pareja podría sentirse cohibida y esto acabará por cansarla. Debes tener claro que el amor no se trata de atar en corto a la otra persona, sino de dejarla volar y que aun así quiera volver contigo.
  • Separa realidad de ficción: En cuanto aparezcan pensamientos negativos deberás trabajar en alejarlos rápidamente antes de que empieces con las falsas especulaciones. De lo contrario te sumergirás tanto en tus celos que no serás capaz de ser objetivo.
  • Consulta un especialista: Si tus celos te han llevado a agredir psicológica o físicamente a tu pareja debes acudir a un especialista que te ayude a superarlos. Quizás creas que la amas pero no estás más destrozando vuestras vidas. Las agresiones nunca están justificadas.

Read More »

Términos sexuales que debes conocer

sexy

Parece que últimamente no paran de aparecer nuevas palabras y expresiones relacionadas con ligar, las relaciones sexuales, la vida en pareja…la lista es interminable y por lo tanto completamente imposible de saber y entender todos y cada uno de ellos.

Seguro que también has vivido esos momentos en los que estando con amigos empiezan a nombrar este tipo de nuevos términos y te has sentido un pardillo por no entenderlos y te has negado en redondo a preguntar su significado porque cada uno tiene su dignidad.

Algunos términos sexuales

Por todo esto, tenemos que decirte que no te preocupes, que a continuación podrás leer alguno de los más locos y completamente surrealistas, términos que han aparecido recientemente:

  • Bangover: es el nombre que reciben las agujetas conseguidas después de una sesión de sexo. Se consideran agujetas satisfactorias y las personas que las padecen sienten la misma satisfacción que tras un intenso entrenamiento deportivo.
  • Efecto coolidge: los expertos llaman así al deseo que surge tras una relación estable y sumida en la rutina. Cuando tu apetito sexual se reactiva con una persona diferente a tu pareja se conoce con el nombre de este efecto.
  • King Out: consiste en volver a la juventud y limitarte con tu pareja a los besos y las caricias. Jugar y excitaros mutuamente sin llegar a la penetración, de esta manera se consigue aumentar el deseo y salir de la rutina sexual.
  • Sexdiet: realmente con este término no estamos descubriendo nada nuevo sino poniéndole nombre a algo que ya existía. Se dice que una relación sexual se pueden llegar a gastar hasta 560 calorías, además de tonificar diferentes partes del cuerpo.
  • Dogging: es el término que se utiliza para denominar el tener sexo en espacios públicos donde se corre el riesgo de que alguien te vea. El dogging se puede practicar incluso en sitios donde se reúne una cantidad de personas desconocidas para exhibirse mientras practican sexo, para mirar, intercambiar parejas, hacer tríos, orgías, etc.
  • Hung: así se le llama hoy a un hombre dotado con un pene muy grande.
  • Shagbag: así llaman a los bolsos grandes que pueden llevar algunas mujeres en el que cargan condones, juguetes sexuales, cepillo de dientes, medias repuesto, toallas húmedas, cosméticos de aseo genital, ropa interior, entre otros elementos para una noche de sexo ocasional.
  • Splosh: se utiliza para nombrar a la sensación de excitación que despierta ver el cuerpo de la pareja, untado de alguna sustancia, como comida u otros ingredientes que lo hagan ver húmedo o sucio como el aceite, el barro o la pintura, entre otros.
  • Footjob: consiste en despertar el deseo sexual de la pareja dándole un masaje erótico utilizando solamente los pies.

    Estos son solo algunos ejemplos de toda la cantidad de términos que han surgido, así que ya sabes apréndetelos y no vuelvas a pasar la vergüenza de ser el único de tus amigos que no sabe de que hablan.

Read More »