8 razones por las cuales tenemos antojos
Dietas

8 razones por las cuales tenemos antojos

Alguna vez se han muerto de ganas de atacar una barra de chocolate, papas chips, un churrasco o papas fritas? La mayoría de la gente cree que los antojos o ataques de ansiedad por determinado alimento son un problema o una debilidad, pero esto no siempre es así.

Por lo general la gente se olvida de lo maravilloso que es el cuerpo humano. Piensen en esto. Sabe cuando es hora de ir a dormir, de despertarse, de ir al baño, de mantener la temperatura corporal idea. El cuerpo es como una súper computadora que no se equivoca.

Los antojos en realidad no son una debilidad. Son mensajes importantes que tratan de ayudarlos a mantener un equilibrio.

Cuando tienen un antojo, tómense un momento y piensen. Pregúntense qué es lo que quiere su cuerpo y por qué. Cuando llega el momento de trabajar con los antojos, pregúntense si tienen hambre, si están tristes, aburridos, o están buscando placer.

La siguiente lista muestra las 8 causas fundamentales por las cuales tenemos antojos.

Cómo frenar los antojos

Los principales motivos de los antojos

  1. Deshidratación. El cuerpo necesita mandar mensajes que tienen sed hasta que están al límite de la deshidratación, por lo tanto lo primero que deben hacer cuando tienen un antojo de este tipo es tomar un vaso de agua.
  2. Falta de satisfacción personal. Estar poco satisfechos con una relación, o tener una rutina de ejercicios inapropiada, estar aburrido, estresado, poco inspirado en un trabajo o si les falta una práctica espiritual, todo esto puede ocasionar angustia oral. Comer puede ser utilizado como un sustituto de entretenimiento, o para llenar el vacío que haya en su vida.
  3. Desequilibrio entre el Yin/yang. Determinados alimentos tienen más cualidades yin (expansivas) mientras que otros tienen más cualidades yang (contractivas). Consumir alimentos que son extremadamente altos en yin o en yang provoca antojos para mantener el balance. Por ejemplo, si tienen una dieta que es demasiado rica en azúcar (yin), puede provocar un antojo de carne (yang). Consumir demasiados alimentos crudos (yin) puede provocar antojos por alimentos extremadamente cocidos y viceversa.
  4. Muchas veces, los antojos se producen a partir de comidas que recién ingerimos o a partir de recuerdos de nuestra infancia.  Una forma inteligente de satisfacer estos antojos es comiendo una versión más sana de lo que estamos pensando.
  5. Estacional. Muchas veces el cuerpo humano pide alimentos que son típicos de la estación en la que se encuentran. En primavera, la gente tiene antojos de alimentos desintoxicantes como las verduras o cítricos. En verano, buscan alimentos frescos como frutas, los alimentos crudos y el helado. En otoño, prefieren alimentos como la calabaza, la cebolla y las nueces. . Durante el invierno, el antojo se basa en comidas de olla, carne y alimentos grasos. Por lo tanto, si tienen antojo de helado en verano, recuerden agregar comidas sanas y con azúcar en su dieta, como por ejemplo miel, almíbar, etc.
  6. Falta de nutrientes. Si el cuerpo tiene los nutrientes inadecuados, va a producir antojos extraños. Por ejemplo, los niveles inadecuados de minerales producen antojos salados, mientras que la mala nutrición general produce antojos por formas no nutritivas de energía como la cafeína. Una buena opción es añadir suplementos vitamínicos a su dieta para eliminar estos antojos extraños.
  7. Hormonal. Cuando el cuerpo de una mujer atraviesa  el período, un embarazo o la menopausia, la testosterona fluctuante y los niveles de estrógeno pueden causar estos antojos extraños. El apetito incrementado por carbohidratos puede ser causado por niveles bajos de serotonina, lo cual se indica al cerebro para que consuma más carbohidratos. Estos factores tienen una influencia muy importante. .
  8. Cuando las cosas están saliendo demasiado bien, muchas veces un síndrome de auto sabotaje ocurre para equilibrarnos.  Esto muchas veces pasa por la falta de azúcar, y puede resultar en cambios de humor pronunciados.
Añade un comentario
Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *